jueves, 22 de mayo de 2014

Una mañana de experimentos

Antes de ayer estuvimos preparando el próximo CREA para Los Gatos con Batas. Todo empieza siempre con un experimento, y la protagonista es Iris. Aprovecho que el experimento es una actividad manipulativa (y que siempre utilizamos materiales caseros no peligrosos) para que Iris se lo pase en grande. Esta vez le hice fotos. Está para comérsela.







El siguiente CREA irá de tensión superficial: así que hemos jugado con agua, aceite, pigmentos hidrosolubles y jabón. 







Siempre que le pregunto: "¿Quieres que hagamos un experimento?" Responde con un "¡Síííí!" Ya sabe cuáles son los primeros pasos. El primero ponerse su "bata de artista" (así llamamos a su babi), el segundo quitar la pequeña alfombra que tenemos en el salón (la misma que usamos para los cuenta CREA) y finalmente, colocar papeles de periódico para poner encima la pequeña mesa de Ikea que tenemos en el comedor. Lo siguiente es lo mejor: abre los ojos como platos como diciendo "¿Qué va ahora mamá? ¡Qué emoción!". 

Yo tenía preparadas unas disoluciones coloreadas (agua con esponjillas de rotuladores que ya no iban), agua, aceite... ¡Y varios pomperos! Ha sido una actividad estupenda: ha seguido el orden de procedimientos que le iba sugiriendo, a conseguido trabajar en un espacio (la bandeja)..., a practicado abrir y cerrar tapones de rosca,... ha palpado la diferencia entre la textura del aceite y la del agua entre sus dedos, le ha sorprendido que las gotitas de aceite flotaran sobre el agua sin mezclarse, y al final, el dibujo que dejaban por unos segundos las pompas de jabón sobre la pintura. Ha sido muy emocionante.

Como tenía muchas ganas de jugar con el pompero, hemos recogido y nos hemos ido a jugar al parque. Allí nos hemos encontrado con una nena y un nene, dos vecinos un poco más pequeñitos que ella. Juntos se lo han pasado genial. 




Cuando se han ido del parque, Iris ha acabado experimentando con el agua de la fuente: cuando el pompero ya no hacía más pompas, se acercaba a la fuente y lo mojaba en ella. Luego soplaba para ver si conseguía hacer más pompas. Nunca dejan de sorprenderme sus iniciativas.